CLUB FILOSÓFICO - ÚLTIMO ENCUENTRO

El ciclo del club filosófico llegó a su fin, luego de siete meses, siete encuentros, siete textos y muchas preguntas. En todo este tiempo, aproximadamente treinta alumnos se involucraron, hicieron posible y habilitaron el pensar filosófico genuino. Fuera del horario curricular, solo por amor al saber. Al pensar por pensar. Allá por mayo encendimos la mecha de esta aventura preguntándonos “¿qué significaba hacer algo por el otro?”, y como dijo un alumno, “tal vez sea tan simple y complejo como dejarlo ser. No interferir en su derecho de no ser más ni menos que nadie”. Llegando a fines de noviembre, terminamos con la “vedette” de los temas filosóficos de todos los tiempos; La verdad. Ese “palo enjabonado” que generación tras generación se lo han ido pasando sin que ninguna lo pueda asir completamente. Pero esa dificultad es lo que nos permite seguir pensando, seguir haciendo filosofía, libre, no dogmática, sin ataduras, tratando de evitar, en lo posible, lo políticamente correcto, sin temor al tabú, respetando cada opinión, pero exigiendo argumentos. Así fueron pasando los autores y las preguntas; ¿La belleza reside en el observador? ¿La convivencia pacífica contradice un ideal de Justicia? ¿Vivimos en una sociedad que no tolera lo imperfecto? ¿Es la muerte una derrota? 

 

A partir del último encuentro volvimos a Nietzsche y su texto “Sobre verdad y mentira en sentido extramoral”. No se hicieron esperar las primeras definiciones. “La verdad debería ser universal y eterna”. “Debe ser una creencia justificada”. El texto puede ser duro, porque el autor lo primero que hace es colocarnos como un animal astuto, que tuvo que inventar el conocimiento para sobrevivir, pero en ese acto hay una soberbia, falsedad y arbitrariedad, que Nietzsche denuncia con severidad. No somos especiales, somos un accidente que algún día dejará de ser. No hay un plan ulterior ni trascendente. ¿Qué hacer entonces? ¿Echarnos al abandono? ¿Deprimirnos? La respuesta de Nietzsche no es tan sombría. Nos dá un golpe de realidad, como la golpiza que Baudelaire le dio al mendigo en el texto del Spleen de París, y nos recuerda que lo más importante es la vida, con sus contradicciones e imperfecciones. Y que la búsqueda de verdad no puede estar sujeta a nuestros intereses ni ser un consuelo. Por eso, hace una llamada a una actitud menos racional y más intuitiva, dándole más importancia al arte, a la poesía, a lo dionisíaco, y cuestionando la razón técnica que quiere que todo sea ordenado y funcional. 

 

Finalmente, todos reconocimos que este espacio, forjado desde el deseo y no desde el deber, debe retomarse, y es por eso que volverá en el 2020, con otros autores, con otros alumnos tal vez, pero con el mismo espíritu, cuyas bases son el pensamiento libre y fraterno.

 

 
©2014 The British Schools, Founded 1908 - All rights reserved
Phone: (598) 2600 34 21 - Fax: (598) 2601 63 38 - Máximo Tajes 6421 - Montevideo - Uruguay