Senior

Club filosófico - “Nunca es tarde para decir adiós”

Nuevamente el Club de Filosofía aprovechó la instancia pandémica para profundizar nuestras reflexiones. Con el paso del tiempo los que formamos parte de este Club valoramos estas reuniones que nos permiten un verdadero encuentro de ideas, entre amigos y conocidos, entre profesores y alumnos. En esta oportunidad nos encontramos online para filosofar sobre “el cambio” bajo un título con clave poética: “nunca es tarde para decir adiós”. 

Comenzamos con una alegoría, “el barco de Teseo”. En este relato, el barco cruza de Creta rumbo a Atenas, y en el medio se le van cambiando sus partes. Al final del viaje, todos los tablones se han cambiado, pero sin embargo sigue siendo el barco de Teseo. Este fue el disparador para pensar colectivamente sobre la identidad, el cambio y la permanencia. 

La mirada poética la pusimos con el título, haciendo referencia al hecho que si uno actúa con libertad siempre es posible despedirse de algo o alguien con quien uno ya no se siente identificado. Pero en estos cambios inevitables, ¿que se pierde y que es lo que permanece?  En estos tiempos de pandemia, ¿qué hemos dejado atrás y que sigue siendo igual?

Como es habitual, la discusión fue plural y participativa. Se van arrimando nuevos integrantes al Club, el cual se compone de docentes y de alumnos de cuarto a sexto de liceo. 

Una primera reflexión fue biológica. El cambio es natural, incluso saludable a nivel celular. Sin embargo, la neurociencia ha descubierto que las únicas células que no cambian son las neuronas. Parecería que el cambio físico es un proceso natural corporal, pero es en el cerebro donde podríamos decir que hay una permanencia. Vimos que en esto de filosofar podemos abordar perspectivas de otras disciplinas.

Luego pensamos sobre la cuestión de la esencia y la conciencia. ¿Qué es la conciencia?  Esta pregunta filosófica es escurridiza y ni la neurociencia misma lo ha podido definir. Nosotros lo pensamos como esa narrativa interna que nos permita tener un hilo conductor en nuestras vidas. Se vincula con los recuerdos a base de los que construimos nuestra identidad. “Lo que no cambia es el pasado'', dijo un alumno. Otro planteó, “lo que más cambia es el pasado,” y agregó, “ya que podemos cambiar nuestra perspectiva sobre él”. El hecho de que podemos ajustar las narrativas que construimos sobre nuestras vidas implica que hay un margen de acción y libertad acerca del significado y resignificado de los eventos que vivimos. Es ahí donde se puede decir que “nunca es tarde para decir adiós”.

Nos propusimos pensar sobre dos filósofos presocráticos, Heraclito y Parmenides y sus postulados aparentemente opuestos sobre el cambio. Según Heraclito, la vida es cambio.  “Nunca entras en el mismo río dos veces,” decía, porque el río cambia y tú también. Parménides decía, “todo cambio es ilusión.”  El Ser es eterno e inmutable. Mientras conversamos, vimos que estas dos posturas pueden reconciliarse si uno es consciente de que cada uno tiene una “esencia”. Puede suceder que el cambio sea un modo de acceso a esa verdadera identidad. 

También reflexionamos que esta capacidad de atender estos temas de cambio y permanencia, modernidad y tradición, conciencia e identidad, es un privilegio. Estamos en un contexto cultural favorable que nos permite tiempo para poder cuestionar nuestra identidad. En el “wild west”, mientras la premisa principal era no ser alcanzado por un disparo, no había mucho tiempo para detenerse a pensar en estas cuestiones. No obstante, tiene mucha relevancia para nuestra vida personal, sobre todo si pensamos en cuestiones de género o ideología. Tener las necesidades básicas resueltas nos permite filosofar sobre la identidad. El cambio implica que uno evoluciona. Como se preguntó un docente, “¿encuentro quien soy o construyo quien quiero ser?”.

Fuimos llevando la conversación a una pregunta concreta: ¿asusta el cambio?  Con mucha madurez, los alumnos reconocieron que el cambio puede dar miedo, sobre todo si el cambio implica entrar en terrenos desconocidos.  El cambio puede demostrar que hay algo que está fuera de nuestro control, como la muerte. También, cuando uno expresa un cambio frente a los demás asusta cómo pueden reaccionar.  “A los dieciocho años le decimos chau a la infancia.  Eso puede asustar,” reflexionó una alumna.  Sin embargo, esos cambios son prueba de que estamos vivos. Es importante poder mirar atrás y despedir lo que fuimos, tranquilamente, contentos con el conocimiento, inteligencia y sensibilidad adquirida. Hay que valorar las cosas que uno decide, sobre todo si te acerca a “quien eres”.

El tiempo y la soledad también fueron objetos de reflexión filosófica en este encuentro del Club. Desde el punto de vista de la física, el tiempo está ligado con el espacio y llevado a un plano filosófico se puede decir que el tiempo es el ser de las cosas. Es una idea metafísica que cuesta entender.  Si es como dice Parménides, que el cambio es apariencia, es la esencia que permanece en el tiempo. Nos preguntamos también, ¿Cuál es la esencia? ¿Estamos en contacto con nuestra esencia cuando uno está solo o con otro? Los demás nos dan sentido a esta identidad que podemos encontrar en soledad. Sin embargo, ¿por qué hay gente que desaprueba nuestros cambios? Pensamos en la psicología para responder esta pregunta, porque según Jung, a los demás lo que molesta es “la sombra de uno mismo” que ven reflejado. O para la antropología, la aprobación es la forma a través de la cual un colectivo puede crear sociedad. 

Terminamos con una reflexión sobre la literatura y cómo esta disciplina también puede iluminar cuestiones filosóficas, por ejemplo sobre la identidad, la permanencia y el cambio. Oscar Wilde comenta en una obra, “perdon, no lo reconocí, es que he cambiado demasiado.”  O Lawrence y Lee en “Inherit the Wind” observan, “yo no he cambiado. Eres tú el que se ha alejado quedándose quieto”. En la literatura vemos la inevitabilidad del cambio, y también sus consecuencias sobre los que nos rodean. Pero ese cambio puede ser necesario si nos acercamos hacia nuestra esencia. Fernando Pessoa dice que hay momentos en que debemos abandonar ropa vieja o caminos que “llevan siempre a los mismos lugares”. Al no hacerlo, corremos el riesgo de “quedar al margen de nosotros mismos.”  

Esta última reflexión nos hizo pensar en Nietzsche y su insistencia en aceptar el cambio sí implica generar “potencia creadora”. Después de conversar sobre estos temas en una hora y media, vimos lo fructífero que es cuestionar y filosofar. Una sola disciplina no resuelve todos los temas, pero entendimos porque la filosofía puede funcionar como “el gran fogón” sobre el cual todas y todos nos encontramos. 

 
  • Published in Senior

Club filosófico - VIVOLANDIA; Ser es Ser percibido

Seguimos filosofando en cuarentena. Este jueves 25 de junio, nos reunimos online para conversar sobre los vivos, o live shows, en social media y sus implicancias. Nos llamó la atención cómo un show en vivo puede parecer tan espontáneo pero a su vez es una instancia muy calculada. Los artistas que promueven los ‘vivos’ son muy conscientes de su impacto.  

Diego Paseyro nos contó una anécdota sobre el gato del filósofo francés Jacques Derrida. Resulta que una vez el filósofo salió de la ducha en su casa y su gato lo vio desnudo.  Derrida sintió pudor y se preguntó por qué se sentiría vergüenza. Se dio cuenta que nos configuramos con la mirada del otro. Su sentimiento era producto de una proyección de su propia mirada. Ergo, ser es ser percibido.  

Esta frase nos hizo pensar sobre cómo son los medios sociales hoy en dia. Parecería que si no hay percepción de los demás, si no hay “likes”, no existe la cosa. Entonces, nos preguntamos, ¿Qué implica ser espontáneo? ¿Se puede ser espontáneo en una sociedad tan calculadora?   

Comenzamos intentando definir la espontaneidad. Pensamos en que es una llamada a actuar frente a una situación, como algo instintivo. También lo asociamos con el error, porque ser espontáneo es dejar de medir consecuencias. Es dejar de lado el cálculo. Ser espontáneo es ser inconsciente, actuar sin pensar, sin un “yo” consciente de por medio. 

Luego nos preguntamos si entonces al ser espontáneo nos estamos realmente mostrando el “yo” real, como una manifestación del “yo” auténtico, o si no es más bien una liberación del “yo”.  Para Nietzsche, el “yo” es un “campo de batalla”, porque uno no siempre se manifiesta igual de la misma manera en todas las circunstancias. 

Sin embargo, frente al acto espontáneo, que puede resultar en un error, muchas veces juzgamos a la persona. En un terreno virtual de abundante “social media”, vemos que existen muchos #haters y #trolls que juzgan comentarios o posts por revelar aspectos no políticamente correctos. En la red Tik Tok, existen campañas de “hate on” cuando un usuario hace un vivo espontáneo y usa una palabra incorrecta en un momento inoportuno y de esa manera arruina su carrera en esa plataforma.

Parece entonces que ser espontáneo no es permitido en una cultura que no permite el error. Hay una crítica continua y la exposición tiene consecuencias para los que no actúan en la forma que corresponde. Difícil es ser auténtico, libre, espontáneo o “random” en este contexto que todo juzga. Es más conveniente ser calculador. 

Hablamos de Freud y su teoría de que la psiquis humana es como un “iceberg”, solo somos conscientes de lo que sobresale. Si no permitimos que seamos espontáneos, sólo estamos respondiendo a lo que Freud denominaba el “super yo”, solo somos funcionales a la sociedad y no a nuestro propio ‘ego’ ni nuestro ‘id’.

Hablamos de Sartre y su distinción entre conciencia de primer y segundo grado. Si uno es realmente espontáneo solo nos damos cuenta a posteriori, o sea en retrospectiva, un ejercicio de conciencia de segundo grado. Pensamos en el alcohol y el supuesto que al tomar somos más espontáneos. Hay una noción equívoca que solo por tomar revelamos el verdadero “yo”.  Sin embargo, estas acciones son juzgables también, sobre todo la primera decisión que es decidir tomar. 

Hablamos mucho del humor. Bajo la consigna del humor se puede decir lo que uno piensa y esquivar lo políticamente correcto. Entendimos que el humor crea un contexto que permite más libertad. Vimos como la validez de lo espontáneo es correcto en un contexto apropiado. Trazamos un “link” con Aristóteles quien decía que enojarse es fácil, pero enojarse con la persona correcta, en el momento correcto y por el motivo correcto, es lo más difícil.  Si el chiste no se entendió, falló la comunicación.

En conclusión, pensamos que hablar de los vivos, en nuestro contexto tan virtual y viral, pone ciertos límites a la libertad. Pero vivir siempre es una dialéctica con el entorno. Esta lectura del entorno nos permite ser espontáneo o auténtico, pero parecería que hay límites del libre albedrío, si es que existe. 

 

 
  • Published in Senior

CLUB FILOSÓFICO - ME ABURRO LUEGO EXISTO

Club de Filosofia: Segundo encuentro en cuarentena - filosofando sobre el aburrimiento

Todo ejercicio filosófico busca dilucidar algo de la condición humana. Es una actividad que no aburre al que está compenetrado con la tarea. Y sin embargo, para el de afuera le puede parecer tedioso y poco divertido; en otras palabras, aburrido. ¿Que es estar aburrido? De eso conversamos en este segundo encuentro del Club de Filosofía en esta modalidad virtual.

El título del encuentro es un guiño a Descartes. La máxima cartesiana, pienso luego existo, se refiere a hecho de poder pensar como evidencia de existir. En esta ocasión extendemos el razonamiento. Si me aburro, es por que existo.

Comenzamos con un juego virtual. Una rueda que gira y los alumnos responden sobre el color más aburrido, la asignatura más aburrida o la tarea doméstica más aburrida. Como era de esperar, no todos coincidimos en estas apreciaciones. El aburrimiento tiene un componente subjetivo, muchas veces condicionado por las experiencias personales. 

Luego intentamos definir esta sensación: un sentimiento incómodo, algo que hay que evitar, falta de interés o motivación. Este concepto del aburrimiento nos hizo pensar que en realidad es un encuentro con uno mismo. Esto puede provocar un poco de miedo o incertidumbre, y entonces lo tratamos de evitar. “Nos queremos saturar de actividades,” dijo una alumna. 

Y de ahi en mas, viendo que tal vez no esta tan mal aburrirse para conocerse a uno mismo, reflexionamos colectivamente. Pensamos que el estar aburrido, puede preceder una actividad, puede ser “el predecesor de la creación.” También, para algunos, estar aburrido implica no tener deberes, estar sin responsabilidades inmediatas. Es una sensación de libertad. Me aburro porque no tengo obligaciones. Diego Pasyero nos recordó Heidegger, que decía que en última instancia, “soy yo y el tiempo.” Aburrirse es estar enfrentado con uno mismo y nos vincula con el ser y la nada; es decir, la libertad. 

Por ejemplo, al aburrirse uno puede pensar en estímulos, “antídotos del aburrimiento”; Música, literatura, algún proyecto, incluso meditar. Viajar, algo que no está permitido en este momento, es un gran estímulo. Viajar nos da energía y nos permite salir de la repetición y de la rutina. Uno se siente renovado, oxigenado. Recordamos a Elizabeth Gilbert quien al estar aburrida con su vida, buscó darle más sentido a su existencia y viajó por el mundo y luego escribió “Eat, pray, love”.

Reflexionamos también cómo “la sociedad del espectáculo”,citando a Vargas Llosa, te exige no estar aburrido. Existe una abrumación de estímulos. Las redes sociales, los celulares y sus apps, los influencers, mientras que la publicidad hace que resulte difícil apagar esos estímulos. Para atajar el aburrimiento buscamos gratificación instantánea. Tal vez esto no nos permite conectar con el peso de nuestra propia existencia, para evitar un aburrimiento existencial. Si la vida es una narrativa, sentimos la obligación de ser un protagonista divertido, y mostrarnos como tal en las redes. 

Al final vimos que uno no siempre puede estar divertido. Aburrirse en realidad puede ser un momento genuino para conocerse a uno mismo. Este ejercicio filosófico nos hizo pensar que no todo es tan relativo, y meditamos sobre lo tentador que es culminar, luego de cada discusión, con la expresión, “es subjetivo.”  El subjetivismo radical inhabilita mirar objetivamente la condición humana y sacar algunas conclusiones. Aunque lo que nos aburre, pueda ser, en parte subjetivo, el esfuerzo intelectual de aprovechar ese momento para conocerse a uno mismo merece ser provechoso.  

 
  • Published in Senior

FILOSOFANDO EN CUARENTENA

El jueves 28 mayo, el Club de Filosofía se reunió online para ponerle una mirada filosófica a esta pandemia. No nos detuvimos sobre lo que quiere decir “ponerle una mirada filosófica” a algo porque sentimos simplemente que estos son tiempos propicios a filosofar. Necesitábamos reflexionar sobre este proceso histórico y lo precisábamos hacer juntos. 

El Club debe continuar. Empezamos nuestro Google Meet con Diego Paseyro exponiendo sobre el título que habíamos elegido con María Acle y Nicholas Drever: “todo virus es político.”  Diego explicó que pensamos en la palabra  en su concepción Aristotélica, del griego polis, ciudad o sociedad. Visto así, hay que entender que el ser humano vive en sociedad, y esta pandemia viral, con su obligado distanciamiento social, nos puede estar enseñando a valorar nuestra necesidad de construir comunidad de otra manera. 

Intentamos poner la filosofía al servicio de la construcción de comunidad. Nos preguntamos, ¿qué hemos aprendido en esta cuarentena?  Y las respuestas fueron variadas: a darle más sentido y valor a la sociedad; a aprender más rápidamente habilidades que ya estábamos adquiriendo; que la velocidad de la globalización, tanto viral como económica o social, es vertiginosa.  

También conversamos sobre el efecto de esta pandemia en el individuo, reflexionando sobre cómo puede ser difícil estar solo a veces. La pantalla no reemplaza el contacto humano con un amigo. Pensamos que siguen habiendo muchas formas de comprar y ser consumista, y de que hay una diferencia entre un  “essential business” y un “non-essential business”; observamos que el ser humano inventó la economía para servir nuestros intereses pero tal vez solo servimos los intereses de la economía. Este momento nos hizo pensar que a veces no sabemos qué hacer o cual es la mejor acción; también que puede haber una respuesta o interpretación más clara si observamos procesos históricos como ciclos; que el progreso no es lo mismo que el crecimiento económico; que la pérdida de una reverencia a dios o un propósito superior, puede producir una caída en un sentido moral objetivo o conectar con una dimensión espiritual no religiosa. 

Fue un encuentro fructífero y fluido.  Nos sentimos identificados y pudimos crear comunidad juntando nuestras voces y mentes en un solo propósito: darle un lugar a la filosofía durante esta pandemia. 

 

 

 

 

  • Published in Senior

SENIOR FINAL ASSEMBLY

Master of Ceremonies, Mr. Agustin Maggi welcomed our guests, HM Ambassador Mr Ian Duddy, Mr Martin Wells, Chair of the Board of Governors, Governors, Trustees, Staff, Students and Parents to the ceremony.

The Ambassador invited students to make the most of the opportunities they have, and to always strive to do the best they can in as many areas as they can. The British Schools Principal, Mr Mark Rosevear, referred to the events of the year and the importance of understanding relationships and taking responsibility in his speech.

There were further speeches from Mr Andrew Bunt, The Head of Senior, the 2019 Head Boy and Head Girl, Andres Chang and Sol Slinger, before Mr. Martin Wells closed the proceedings. Mr. Wells commented on how proud the School is that a former student, Mr. Luis Lacalle Pou, is President Elect of Uruguay. He concluded by thanking everyone for their hard work which has culminated in another busy and successful year.

See below the Assembly´s photos, the prize winners, Andrew Bunt and Mark Rosevear´s speeches.

We would like to wish everyone a Happy Holidays and look forward to seeing you all next year.

 

Sport Prizes

Player of the Year

Under 13 Rugby

Alfonso María Mañé

Under 14 Rugby

Juan Manuel Dotta

Under 15 Rugby

Franco Bertini

Under 16 Rugby

Martín Civetta

Under 17 Rugby

Joaquín Myszka

Outstanding Rugby Player

Juan Francisco Pirone

 

Player of the Year

Under 13 Hockey

Inés de Posadas

Under 14 Hockey

Justina Arregui

Under 15 Hockey

Carmela Basso

Under 16 Hockey

Olivia Henderson

Outstanding Hockey Player

Camila Sarabia

               

Player of the Year

Under 13 Football

Juan Pedro Echeverría

Under 14 Football

Alfonso Mailhos

Under 15 Football

José María Tejera

Under 16 Football

Juan Ignacio Canessa

Outstanding Football player

Juan María Seizer

               

Basketball Player of the Year

Martín Muscio

Handball Player of the Year

Francisca Guani

Football Player of the Year

Valentina Pérez

               

Athlete of the Year

Justina Echeguía

Athlete of the Year

Joaquín Echeverrigaray

               

Outstanding Sportswoman

Francesca Ferrari

Outstanding Sportsman

Joaquín Echeverrigaray

Subject Prizes

Senior Theatre

Florencia Römer

Theory of Knowledge

Abril Alexander

AJ Hobson Prize

for Senior History

Florencia Puig

Geography

Chiara Curbelo

Business Management

Juan Andres Bañales

Economics

Matias Campelo

Senior English

Mercedes Strauch

Junior English

Delfina Olaso

Senior Spanish

Florencia Puig

Junior Spanish

Agustina González

Junior Chinese

Bautista Martínez

Senior French

Derek Smith Estrada

Junior French

Chiara Martínez

Senior Portuguese

Rosina Deleón

Junior Portuguese

Carmen Gomensoro

Computer Science

Florencia Batlle

Junior Information Technology

Guzmán Zugnoni

ITGS

Sol Slinger

Junior Mathematics

Federico Schuscheim

John Thewlis Prize for Excellence in Mathematics             Alejandro Seré

Environmental Systems & Societies

Marría Sofía Collazo

Junior Science

Ana Inés Alende

Biology

Mercedes Strauch

Chemistry

Lucía Machado

Physics

Dikran Bakkalian

EFFORT & ATTITUDE

1YL

Simón Recht

2YL

Federica Arregui

3YL

Chiara Martínez

4YL

Maia Lotitto

 

School Spirit

1YL

Franco Malde

2YL

Joaquina Costa

3YL

Theo Romero

4YL

Martina Oddone

5YL

Joaquín Espiga

 

 

TOP OF LICEO

1YL

Federica Arregui

Sol Martínez

Liat Preidikman

2YL

Ignacio Monsuárez

Inés Raffaelli

Theo Romero

3YL

Ana Alende

Francesca Ferrari

Federico Schuscheim

4YL

Abril Alexander

Chloé Romero

Paulina Seré

5YL

Dikran Bakkalian

Lucía Machado

Ma. Mercedes Strauch

 

 

Special Prizes

Top in Uruguay

First Language English

(Oral Endorsement)

Abril Alexander

Top in Uruguay

Global Perspectives

Abril Alexander

High Achievement

 Foreign Language French    Ana Alende

Top in Uruguay

 Mathematics

Chloé Romero

Top in Uruguay

Combined Science

Chloé Romero

Top in Uruguay

Literature (English)

Chloé Romero

Top in World

Literature (Spanish)

Chloé Romero

Top in Uruguay

First Language English (Oral Endorsement)

Clara Hardoy

Top in Uruguay

First Language Spanish

Maria Del Pilar Elgorriaga

Top in Uruguay

First Language Spanish

María Paulina Seré

Top in Uruguay

Mathematics

María Paulina Seré

 

Lodge Prize for Service

to the Community

Clara Piquet

The Shearer Award for Performance in Theatre Arts   

Julieta Álvarez

The JW Jones Memorial Trophy for Outstanding  Academic Achievement      

Chiara Curbelo

Outstanding Academic Achievement in Integrated Baccalaureate

Lucía Machado

Outstanding All-Round Student

Dikran Bakkalian

The Charles Miles Cup for Service to the School

Sol Slinger

The PS Schor Cup

Andrés Chang

 

2019 Prefects

5YL

Chloé Romero

Pilar Elgorriaga

Camila Varela

Paulina Seré

Felipe Crosa

Andrew Cooper

Federico Kong

Santiago Solari

 

6YL

Elisa Cooper

Lucía Machado

Ma. Mercedes Strauch

Dikran Bakkalian

Lucas Pollio

Máximo Vargas

 

HEAD GIRL

Sol Slinger

 

HEAD BOY

Andrés Chang

 

2020 Prefects

5YL

Francisco Algorta

Anna Beare

Francisco Deffeminis

Dylan Fairless

Francesca Ferrari

Valentina Monsuarez

Juan María Sequeira

Irina Svetogorsky

6YL

Felipe Crosa

María del Pilar Elgorriaga

Federico Kong

Chloé Romero

María Paulina Seré

Santiago Solari

Camila Varela

 

HEAD GIRL

Paulina Seré

HEAD BOY

Felipe Crosa

 

 

  • Published in Senior

3YL - PROYECTO LOGROS

Durante los días 5 y 6 de diciembre los alumnos de 3YL participaron del tradicional campamento con fines solidarios "Logros", donde tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano la realidad de la Escuela rural N° 14 del departamento de San José y realizar en la misma tareas de pintura y mantenimiento en general, así como compartir valiosos momentos de integración como generación.

 

 

 

 

  • Published in Senior

CLUB FILOSÓFICO - ÚLTIMO ENCUENTRO

El ciclo del club filosófico llegó a su fin, luego de siete meses, siete encuentros, siete textos y muchas preguntas. En todo este tiempo, aproximadamente treinta alumnos se involucraron, hicieron posible y habilitaron el pensar filosófico genuino. Fuera del horario curricular, solo por amor al saber. Al pensar por pensar. Allá por mayo encendimos la mecha de esta aventura preguntándonos “¿qué significaba hacer algo por el otro?”, y como dijo un alumno, “tal vez sea tan simple y complejo como dejarlo ser. No interferir en su derecho de no ser más ni menos que nadie”. Llegando a fines de noviembre, terminamos con la “vedette” de los temas filosóficos de todos los tiempos; La verdad. Ese “palo enjabonado” que generación tras generación se lo han ido pasando sin que ninguna lo pueda asir completamente. Pero esa dificultad es lo que nos permite seguir pensando, seguir haciendo filosofía, libre, no dogmática, sin ataduras, tratando de evitar, en lo posible, lo políticamente correcto, sin temor al tabú, respetando cada opinión, pero exigiendo argumentos. Así fueron pasando los autores y las preguntas; ¿La belleza reside en el observador? ¿La convivencia pacífica contradice un ideal de Justicia? ¿Vivimos en una sociedad que no tolera lo imperfecto? ¿Es la muerte una derrota? 

 

A partir del último encuentro volvimos a Nietzsche y su texto “Sobre verdad y mentira en sentido extramoral”. No se hicieron esperar las primeras definiciones. “La verdad debería ser universal y eterna”. “Debe ser una creencia justificada”. El texto puede ser duro, porque el autor lo primero que hace es colocarnos como un animal astuto, que tuvo que inventar el conocimiento para sobrevivir, pero en ese acto hay una soberbia, falsedad y arbitrariedad, que Nietzsche denuncia con severidad. No somos especiales, somos un accidente que algún día dejará de ser. No hay un plan ulterior ni trascendente. ¿Qué hacer entonces? ¿Echarnos al abandono? ¿Deprimirnos? La respuesta de Nietzsche no es tan sombría. Nos dá un golpe de realidad, como la golpiza que Baudelaire le dio al mendigo en el texto del Spleen de París, y nos recuerda que lo más importante es la vida, con sus contradicciones e imperfecciones. Y que la búsqueda de verdad no puede estar sujeta a nuestros intereses ni ser un consuelo. Por eso, hace una llamada a una actitud menos racional y más intuitiva, dándole más importancia al arte, a la poesía, a lo dionisíaco, y cuestionando la razón técnica que quiere que todo sea ordenado y funcional. 

 

Finalmente, todos reconocimos que este espacio, forjado desde el deseo y no desde el deber, debe retomarse, y es por eso que volverá en el 2020, con otros autores, con otros alumnos tal vez, pero con el mismo espíritu, cuyas bases son el pensamiento libre y fraterno.

 

 
  • Published in Senior

6YL - COMPLETION OF STUDIES CEREMONY

This week saw the Completion of Studies Ceremony for 6YL.

Master of Ceremonies Mr. Agustin Maggi welcomed HM Ambassador, Mr Ian Duddy, Mr. Martin Wells, the Chair of the  Board of Governors, Governors, Trustees, all staff and students before Mr. Mark Rosevear gave the opening address.

Mr. Andrew Bunt, Head of Senior, assisted by the SMT: Cecilia Pombo, Vicente Cancellara and Florencia Paullier, presented school completion certificates to all students.

Julieta Alvarez gave a tremendous rendition of ´Brave’ to entertain everyone.

Head Boy and Head Girl, Andres Chang and Sol Slinger gave witty and humorous speeches about their friends, their time in the school and how much they recognised what the school has done for them.

Finally, Mr. Wells closed the ceremony, wishing the students every success for the future.

 

Mark Rosevear´s speech: 

I imagine some of the parents in this room are thinking, ‘I cannot believe my child is finishing school’. Some of the students in the room will be thinking, ‘Yippee, I have finished school!’  You, like other students your age around the world, are ready to move on. We hope you have enjoyed your time here, and we hope you have learned something, and I do not just mean academic study. Everybody at school wants you to feel ready to face the next challenge in your lives.

I wonder if, like me, you are a little bored with people talking about how uncertain the world is now, and how jobs are different, how we don’t know the skills needed for the future and technology has changed everything. I am not sure how much is really that different than before, except maybe the pace of the change. When I was your age, people were saying that the use of calculators would be the end of students’ mathematical skills. Sadly, for those of you who are not fans of maths, that did not prove correct and we have both calculators and still learn maths, but maybe we learn it a little differently.   

I wish to speak tonight about making decisions, and dealing with change. Both strike me as appropriate topics, especially as you are about to experience a big change in your lives.  An old Celtic saying was, ‘the day of my death and the hour of my passing was decided long ago’. This is fate, and implies we have no say in our destiny. Is your future decided, or do you decide it? I know that might sound a little new age, but please bear with me.

So much comes down to making decisions. Everyone must take responsibility for their lives and for the decisions they make. Does that mean luck or destiny or fortune is not involved? No, almost certainly not, for some events occur that we have little control over.  But your decisions shape where you go.

50 years ago, man first landed on the moon. I was a little young to remember it, but my mother told me I watched it with interest (on a black and white TV that probably weighed around 30kg), and like many young boys of the time, then told my parents that I was going to be an astronaut. As I am sure you can see, that did not happen.  Some of you might even be thinking of a career as a professional rugby player based in Uruguay. Even two years ago, nobody would have believed that possible.   Some of you will have decided on your careers, rugby player, astronaut or otherwise, and others will be unsure, and will change their minds more than once. There is nothing wrong with changing your mind. Confucius said that, ‘only the wisest and stupidest of men never change’.  

The economist JM Keynes was once asked why he had changed his opinion over an issue that was being discussed. He replied, “When my information changes, I alter my conclusions. What do you do, sir?" This sounds fairly obvious, but unfortunately, it is very difficult for most people to do. Many studies have shown that once someone has invested time and effort in a project, and often money, even if they can see it is not working, they still continue along the same path. Why? It is called cognitive dissonance, and it affects all of us. We do not like to let go of ideas once we have invested in them. But at times, we must. Change is always with us, and as Benjamin Franklin wrote, ‘when you are finished changing, you are finished’.

Life can take you down many unexpected paths, and you meet many different people. You will not like all of them, but you have to learn how to interact with them. I learned more from a man who was a carpenter, than I learned from many highly educated people who I met in my life. I also learned a lot from many highly educated people. There is no formula. Treat everyone with respect, and listen to different ideas.

 You have more opportunities now than ever. But choosing which to take is also harder. More opportunities mean more competition for those places. Competition is not a dirty word, but how you compete is very important. Most of you will be managers or leaders when you start work, and some of you will become very successful in your fields, but you will always need to remember those you work for you, and how to treat them well. Always remember that sometimes the people worth listening to are not necessarily the oldest, the loudest (who are often the most dangerous or least likely to offer good judgment), the ones with the best reputations or the most qualifications - but sometimes they can be. That is where you will need to use your judgment to decide whose opinions are worth listening to, and whose are not. But you will need to decide. As Margaret Thatcher famously remarked, ‘standing in the middle of the road is dangerous. You get run over by both sides.’ And sometimes, no matter how hard, you might need to think differently and change your direction of thought.

I am still relatively new to the school, although I mean it in the best possible way when I say it feels like I have been here for years. Today I can make this speech and honestly say I got to know some of you quite well. I was a tutor to some, accompanied the boys on the rugby tour, and covered classes with others. I have been impressed with you as people, even if some of you fought the words, ‘planning’ and ‘deadlines’ with an almost ideological fanaticism.

The late Joe Strummer of The Clash, wrote that ‘The Future is Unwritten’.  Sir Winston Churchill, a man not lacking in self-confidence, wrote that ‘history will be kind to me for I intend to write it’.  For all of you here, your future is unwritten. Make sure you are the ones who write it.

 

 

  • Published in Senior
©2014 The British Schools, Founded 1908 - All rights reserved
Phone: (598) 2600 34 21 - Fax: (598) 2601 63 38 - Máximo Tajes 6421 - Montevideo - Uruguay